sábado, 30 de enero de 2010

El Maestro y sus consejos.


El maestro enfundado en su túnica monascal tomó la copa, la puso a contraluz y se bebió la cerveza que preparé con esmero de un solo trago. Entrecruzó sus eruditos dedos y empezó a meditar su consejo sabio, purificador, henchido de la sabiduría de años de transcribir aquellos pergaminos tan celosamente guardados en la abadía. Cuando se sintió listo, me miro con sus ojos serenos, y comenzó diciendo:
-"Discípulo, creo que para ti la vida tiene caminos muy especiales algunos buenos y otros algo tortuosos, y creo saber como debes enfrentarlos para no sucumbir y ser invencible. Simplemente debes….no te queda más cerveza a todo esto?, no?, no te queda más querido discípulo?

Puta el chuchesumadre cagón, y tuviste weviando tres semanas pa esta cagá?. Pa eso me hiciste venir de Des Moines?, te voy a patear el culo por gil. Mira el qliao, voy a llamar al Sesma pa denunciarte por insalubre y te vay a tener que meter la olla cervecera por la raja!. Siempre hay sido cagón weon y más encima me vení a pedir consejo patúo e mierda. Ya te caché me queríai pedir plata que consejo ni weás. Te acordai cuando fuimos a los toples y te tuve que pagar hasta la entrada, soy más apretao que tuerca e submarino, weón?. Cuando menos lo esperí te voy a mear la chela y ojalá no te dis cuenta pa que me probí el pichi, ojalá te vaya como el copi en la vida, tengai octillizos y sean todos negros y que la chela te quede más mala que la Cristal, weón cagao!!. "
Cuál habrá sido la enseñanza que quiso dar el Gran Maestro a su discípulo?. Opine en la sección comentarios.

2 comentarios:

  1. tengo miedo de ser uno de esos discipulos O=

    grande meanman, gracias por tu aporteeee

    ResponderEliminar

Si te intereso lo que leiste, te invitamos a publicar una respuesta, o simplemente, Empapelarnos a puteadas por lo que hemos escrito, tu espacio, a continuacion.